Laboral  - 

Tipos de contratos de trabajo

Entre los contratos de trabajo existen más tipos de los que se emplean regularmente. Todos los modelos de contratos de trabajo tienen una característica esencial, que han de formalizarse por escrito ya que, en caso contrario, se presupone por tiempo indefinido y jornada completa. Además, cualquiera de las partes puede exigir la formalización escrita del contrato, incluso iniciada la relación laboral.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Tipos de contratos de trabajo

Se conocen generalmente los cuatro tipos de contratos de trabajo más empleados: indefinido, temporal, a tiempo completo y a tiempo parcial. Pero, aparte de que pueden complementarse, no son los únicos. En España, también se pueden realizar otros tipos de contratos.

Los contratos con período de prueba no pueden superar los 3 meses en empresas de menos de 25 trabajadores. Este periodo no puede ser verbal ni tácito, sino que debe acordarse por escrito y al inicio de la relación laboral. Se suele pactar en el propio contrato y no cabe acordarlo con posterioridad al inicio de dicha relación.
Contrato fijo discontinuo

Es un contrato que se emplea para trabajos fijos discontinuos con fechas desconocidas, de conocerlas sería un contrato a tiempo parcial.

Contrato de obra o servicio determinado

Es un contrato temporal y requiere que se especifique tanto el servicio como el tiempo en su articulado, de forma clara y precisa.
Contratación en la modalidad de apoyo a emprendedores

Solo para contratos escritos, indefinidos y en jornada completa en empresas con menos de 50 trabajadores. Para beneficiarse de los incentivos deberán mantener la relación contractual durante 3 años, como mínimo.

Tipos de contratos de trabajo
Trabajador

Contrato de interinidad

Es un contrato temporal por tiempo determinado que, generalmente, se realiza para sustituir a un trabajador. Debe ser a tiempo completo, excepto cuando se sustituya a un trabajador a tiempo parcial o se complemente la jornada reducida del mismo (en casos de maternidad, por ejemplo).

Contrato en prácticas

Su objetivo es proporcionar prácticas profesionales según el nivel de estudios del trabajador, no prestar un servicio retribuido. Dura entre 6 meses y 2 años.
Contrato de relevo

Se realiza en caso de que exista un jubilado parcial para sustituir la jornada que queda vacante. Si la edad del trabajador es inferior a la edad legal de jubilación será obligatoria su celebración.

Pactos de horas complementarias

En contratos a tiempo parcial de duración indefinida, con un mínimo de 10 horas semanales.

Contrato de trabajo a distancia

En ellos la prestación del trabajador no se realiza en la sede de la empresa, sino en su domicilio generalmente.

Teletrabajo

Es una modalidad europea de trabajo a distancia en la que se emplea la tecnología para realizar la prestación.

Aparte de los cuatro usuales, la empresa puede -y debe- utilizar las demás clases de contratos de trabajo, tanto para beneficio suyo (como el de apoyo a emprendedores) como del trabajador.

Si deseas obtener un estudio desmenuzado sobre los diferentes aspectos y cláusulas que han de tenerse en cuenta en la formalización del propio contrato, te recomendamos el Memento Contratos de Trabajo

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario