Empresa  - 

Renting de vehículos para autónomos

El renting para vehículos es un contrato de arrendamiento en el que se cede el automóvil a cambio del pago de cuotas mensuales, bimensuales, trimestrales o anuales, con una duración superior a un año. Se diferencia del leasing en que una vez finalice no está orientado a la compra del vehículo.

Redactado por
(0) Escribir comentario

¿Merece la pena el renting de vehículos para los trabajadores autónomos?

El renting ofrece múltiples ventajas a los autónomos a la hora de poder adquirir un vehículo. Téngase en cuenta que la compra de un automóvil suele suponer un importante coste para los autónomos, que en muchas ocasiones se ven obligados a tener que pedir un préstamo o crédito. El renting evita que tengan que endeudarse, por lo que es considerado por los expertos como una forma de financiación de la actividad empresarial.

Por otro lado, hay que destacar que ofrece importantes ventajas fiscales . En este sentido, los autónomos tienen derecho a desgravarse la totalidad de las cuotas pagadas por el renting en su declaración de IRPF. Además, pueden deducirse el IVA. La Agencia Tributaria aplica por defecto la deducción del cincuenta por ciento en este impuesto; no obstante, si se prueba que el autónomo dedica el vehículo en exclusiva a su actividad podrá deducirse el cien por cien.

Asimismo, el renting incluye otros servicios, de tal manera que el autónomo podrá despreocuparse de todo lo relacionado con los trámites administrativos, el seguro de responsabilidad obligatorio, las averías, el mantenimiento, el pago de impuestos y otras cargas y obligaciones que acarrean la propiedad de un vehículo. En este contexto, se ahorrará sufrir imprevistos que puedan descuadrar sus cuentas y su presupuesto, teniendo cubiertos los riesgos de poseer un coche.

renting de vehículos para autónomos
El cliente sólo puede acudir a talleres y servicios oficiales, por lo que debe renunciar a su taller habitual

Enumeramos todas las ventajas e inconvenientes

 

Ventajas

-Las empresas de renting pueden adquirir los vehículos con precios más ventajosos que puede trasladar al arrendatario, con el correspondiente ahorro para éste.

-La utilización del renting proporciona a la empresa la renovación constante y permanente de su flota.

-Cuando se adquiere un vehículo, el comprador debe hacer frente al coste de la financiación, pero en caso del renting, el coste de esa financiación se aplica con exclusividad sobre la depreciación o uso del vehículo.

-Los costes de mantenimiento, se convierten en una cuota y coste fijo. Esta característica proporciona un mayor control para la planificación de los pagos.

-La compañía de renting gestiona los vencimientos del pago de impuestos, prima de seguros, etc.

-Al tratarse de un arrendamiento el coste no figura en el balance, con lo que al no reflejarse en el pasivo la deuda, se mejora la gestión financiera, dado que los ratios de endeudamiento mejoran si se comparan con la existencia de un crédito.

Inconvenientes

-El renting no supone la propiedad del bien objeto del contrato. Por lo general, no se contempla opción de compra del vehículo.

-En el contrato se establecen unos límites de tiempo, así como un número de kilómetros máximo a realizar que si se superan puede suponer un coste adicional.

-Penalización de la posible cancelación anticipada a su vencimiento, equivalente al 50% de las cuotas pendientes de liquidar.

-El cliente sólo puede acudir a talleres y servicios oficiales, por lo que debe renunciar a su taller habitual.

-Algunas empresas de renting ofrecen un catálogo limitado de modelos y tipos de vehículos.

-A la firma del contrato el arrendatario debe abonar una fianza, equivalente normalmente a dos cuotas, en concepto de garantía sobre posibles daños.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario