Laboral  - 

Firmar un contrato con un transportista

Uno de los transportistas con los que trabaja su empresa le ofrece buenos precios, y han decidido firmar un contrato de transporte que regule su relación. Le aportamos unas ideas que le permitirán ahorrar dinero.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Contrato de transporte de mercancías

Su empresa envía sus productos a los clientes a través de transportistas externos. Y con uno de ellos, que le ofrece muy buenos precios, van a firmar un contrato para regular su relación comercial. Vea algunas cuestiones que le conviene plasmar en dicho contrato...

Condiciones a pactar

Subcontratación. En el sector del transporte es habitual que un transportista subcontrate a otro para prestar un servicio. No obstante, recuerde:

-Si el transportista subcontratado no cobra, podrá reclamar contra usted. Y ello aunque usted ya haya pagado al transportista “principal” (esto se denomina “acción directa” del transportista).

-Por tanto, prohíba la subcontratación. Y si la acepta, pacte que usted no pagará las facturas hasta que el transportista le acredite que ha pagado al subcontratado.

Seguro. Pacte también que el transportista debe tener un seguro de responsabilidad civil que cubra posibles daños a las mercancías, y que usted podrá solicitarle en cualquier momento un certificado que lo acredite. Aun así, no se limite a pactar esto en el contrato:

-En caso de pérdida o deterioro de las mercancías, la ley limita la responsabilidad del transportista (en transporte terrestre nacional responde, como máximo, con 5, 9 euros por cada kg de mercancía perdida). Así pues, en caso de daños o pérdida de los paquetes, el seguro del transportista sólo le pagará esa cantidad.

-Por tanto, si el valor de la mercancía enviada es superior a ese límite, haga siempre una “declaración de valor” en la carta de porte de cada envío, indicando el valor real de la mercancía. Ello comportará el pago de una prima adicional, pero le permitirá reclamar el valor declarado, sin el límite indicado.

Vehículos. Especifique también que el transportista deberá utilizar vehículos adecuados según el tipo de mercancía, así como las condiciones de acceso a los lugares de carga y descarga (y que responderá en caso contrario). Por ejemplo, haga constar si su mercancía debe transportarse a temperatura controlada, o si su almacén está en una calle estrecha a la que sólo pueden acceder camiones pequeños.

Arbitraje. Cuando surgen discrepancias en materia de transporte (por retrasos en la entrega, por ejemplo) y el importe reclamado no supera los 15.000 euros, la ley permite reclamar en las juntas arbitrales de transporte (que es un procedimiento rápido que evita los costes de acudir a los tribunales ordinarios). Por tanto, verifique que no renuncia a esta posibilidad, pues puede dificultarle una hipotética reclamación futura.

contrato con un transportista

Sin contrato

Carta de porte. Aunque en su caso va a firmar un contrato de transporte “completo”, es probable que con otros transportistas las condiciones sólo se documenten en la carta de porte. Pues bien, también en estos casos es aconsejable que consten expresamente en dicha carta los extremos indicados.

No se limite a negociar el precio de los transportes. Recoja en el contrato la prohibición de subcontratar el transporte y evite cláusulas que supongan la renuncia a reclamar en las juntas arbitrales.
Contrato de transporte de mercancías

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario