Laboral  - 

Contrata a un comercial para hacer crecer tu empresa

La contratación de un comercial puede ser clave para que el crecimiento de tu PYME sea una realidad. De hecho este profesional se ha de dedicar en exclusiva a la expansión de la empresa.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Un comercial puede aumentar, según un estudio de los expertos de Redes de Venta Proactiva, los beneficios de una empresa hasta en un 15 %. Sin embargo, elegir un comercial que fracase y despedirlo a los seis meses va a suponer un desembolso muy perjudicial. Por eso, te conviene mucho afinar en este aspecto, además hay que tener en cuenta que las PYMES cuentan con unos recursos económicos y de capital limitados, por lo que no pueden permitirse fallar en la elección de este profesional.

A continuación, repasamos contigo las claves para escoger a los comerciales más efectivos.
Lo primero que has de tener en cuenta es que, para que los comerciales más cualificados se interesen por tu oferta, vas a tener que configurar una propuesta atractiva . Nos referimos tanto a la proyección como a las retribuciones. Es la única manera de lograr que los perfiles idóneos para el puesto, se fijen en ella.

Una vez hayas realizado la primera selección de comerciales, llega el momento de hacer una nueva criba. En este sentido, te aconsejamos que encares la entrevista personal para comprobar cuánto interés muestran en el proyecto empresarial .

Entrevistas grupales e individuales en profundidad completan este proceso de selección. En ellas, has de tener en cuenta que los candidatos muestren cualidades como empatía, capacidad negociadora, motivación o iniciativa.

contratar a un comercial

Por último, a la hora de la contratación tienes tres posibilidades : la contratación mercantil, la relación laboral común como un trabajador más de tu empresa con su horario y puesto de trabajo, y en tercer lugar, establecer una relación laboral especial como representante de comercio que realiza su actividad fuera del centro de trabajo, en este último caso no estaría sujeto a un puesto de trabajo, ni a un horario fijo.

Un agente comercial es aquel que trabaja por cuenta propia, mientras que el representante de comercio mantiene una relación laboral especial. Mientras que el primero asume el riesgo y presta sus servicios de forma autónoma, el segundo lo hace de manera dependiente.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario