Emprendedores  - 

¿Qué se considera una PYME?

El tamaño de la empresa condiciona a la misma a la hora de acceder a las bonificaciones o exenciones fiscales que facilitan las operaciones cotidianas.

Redactado por
(0) Escribir comentario

​La Pequeña y Mediana Empresa (PYME) es un concepto que engloba a todas aquellas empresas que están por debajo de un determinado número de trabajadores y de facturación . Su importancia en términos relativos es tal que, en la Unión Europea, suponen el 99 % de las sociedades mercantiles que están registradas y aportan el 67 % de los puestos de trabajo. Este es el motivo por el que los gobiernos están especialmente interesados en garantizar el impulso de este tipo de compañías, con estímulos económicos específicos en función del país. Otro dato curioso es que en Europa solo trabajan como autónomos un 10% de los trabajadores.

En este caso, se distingue entre mediana empresa, pequeña y microempresa, porque las administraciones hacen distinción del tamaño a la hora de dar facilidades económicas. Puede haber variaciones en el pago de los tributos, en el abono de las cuotas a la Seguridad Social o en el acceso a determinadas subvenciones específicas.

Número de trabajadores

Para que una empresa se considere PYME, ha de tener una plantilla que no exceda los 250 trabajadores, contando los empleados a nómina y los trabajadores externos subcontratados. Este punto es especialmente importante, porque no se puede considerar a los subcontratados como parte del engranaje de la compañía para estar por debajo del límite. Si tiene entre 50 y 250 trabajadores, se considerará mediana; si tiene entre 10 y 50 trabajadores se considerará pequeña y las empresas con menos de 10 trabajadores se consideran microempresas.

Facturación

La facturación es el otro factor a tener en cuenta para determinar si una empresa es pyme, siendo obligatorio que esta sea inferior a los 50 millones de euros (y 43 millones de balance contable). En el caso de una facturación inferior a 10 millones de euros se dice que es una empresa pequeña y, para optar al rango de microempresa, tendrá que facturar menos de 2 millones de euros. Estas cantidades se pueden actualizar periódicamente por indicación de las instituciones comunitarias, siendo la última actualización de 2003.

¿Qué es una pyme?

Contabilidad y Financiación

Según la normativa contable vigente las empresas medianas y pequeñas pueden acogerse al Plan General de Contabilidad de Pymes siempre que se den al menos dos de estas condiciones:

-Que su activo no supere 2.850.000 euros.
-Que su facturación no supere 5.700.000 euros.
-Que su número medio de trabajadores no supere los 50.

De cara a la financiación son los créditos bancarios la forma más habitual que tiene una PYME de financiarse, aunque esta financiación conlleve tener mayores o menores obligaciones de pago, ya que no es lo mismo un préstamo bancario, que la inversión de un socio capitalista. Gracias a la financiación externa una empresa obtiene los recursos necesarios para su subsistencia, y aunque la dependencia bancaria es muy elevada, existen varias alternativas de financiación, como por ejemplo:

- las sociedades de garantía recíproca (SGR);
- las sociedades de capital-riesgo (SCR);
- las plataformas de financiación participativa;
- las líneas ICO;
- la capitalización del pago único de la prestación del desempleo;
- las subvenciones; o
- el capital externo.

Con el capital externo, los socios principales pierden parte de la propiedad de la empresa, pero a cambio reciben el dinero que necesitan. La parte positiva de esta forma de financiación es que los socios que deciden invertir en la empresa, están arriesgando su dinero en caso de que las cosas vayan mal.

 

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario