Empresa  - 

Plan de negocio para las asesorías de empresas

Para toda nueva creación de una empresa es necesario seguir un plan de negocio. Este se conoce también por el nombre de plan de empresa, y cumple una serie de importantes funciones para detallar el análisis del proyecto que queramos llevar a cabo.

Redactado por
(0) Escribir comentario

El plan de negocio y el estudio de la idea resulta una guía esencial para la creación de un modelo a seguir sobre el cual se desarrollará el cumplimiento de cada apartado del proyecto de manera posterior.

La elaboración del plan de empresa, en este caso dedicada a la asesoría de empresas, debemos realizarla tanto a nivel interno como a nivel externo . Según el ámbito, las características, así como las herramientas a utilizar serán diferentes.

¿Qué función cumplirá el plan de empresa en la asesoría para pymes?

El plan de empresa o de negocio debemos llevarlo a cabo de forma escrita a través de un documento, en el cual analizaremos de la manera más detallada el proyecto del negocio en cuestión. Dicho documento se encarga de cumplir una serie de funciones a analizar para que el desarrollo de la idea, en nuestro caso el de una que dedicada a la asesoría empresarial, cumpla los requerimientos y siga adelante correctamente.

1. La identificación

El primer paso consiste en la descripción del proyecto que se quiere realizar. En dicho desarrollo se concretarán los detalles del plan con sus correspondientes objetivos. Además, la idea será identificada en él con la mayor claridad posible.

2. El examen de la viabilidad del proyecto

El segundo paso a seguir es uno de los más importantes y decisivos para poder continuar con el desarrollo del proyecto. En él, será necesario realizar y estudiar un análisis exhaustivo de la viabilidad del mismo. En el análisis de la realización del proyecto hay que hacer una división en tres partes diferenciadas.

2.1. La viabilidad técnica

Este es el análisis de si realmente es posible realizar el proyecto en general con el plan de empresa que estamos desarrollando. Para ello, hay que tener en cuenta todas las circunstancias tanto internas como externas de la idea que se está estudiando.

2.2. La viabilidad comercial

Porque el estudio de si es posible llevar a cabo el proyecto no es suficiente. Una vez realizado, hay que pensar en el aspecto más comercial de la idea o, lo que es lo mismo, si se va a vender o no.

2.3. La viabilidad financiera

El último paso dentro de este apartado consiste en la viabilidad financiera. Esto consiste en que una vez que se sepa que el aspecto comercial del proyecto es positivo, deben realizarse cálculos sobre su ámbito financiero. Esto consiste en si el hecho de llevarlo a cabo será o no finalmente rentable.

3. El estudio de las estrategias para una asesoría para pymes

Una vez superado positivamente el estudio al completo de la viabilidad del plan de empresa, hay que pararse a estudiar las estrategias que deben seguirse de manera posterior. Esto consiste en el planeamiento de los pasos siguientes que se van a dar dentro del desarrollo, así como de las mejores estrategias para que el avance del mismo tenga un balance positivo.

El estudio de las estrategias llevará a la creación de una guía que será de gran ayuda a la hora de tomar decisiones dentro del plan de empresa. Igualmente, toda reflexión sobre las asesorías para pymes o el proyecto en desarrollo podrá basarse en el modelo creado con anterioridad.

El plan de negocio y el estudio de la idea resulta una guía esencial para la creación de un modelo a seguir sobre el cual se desarrollará el cumplimiento de cada apartado del proyecto de manera posterior.

La elaboración del plan de empresa, en este caso dedicada a la asesoría de empresas, debemos realizarla tanto a nivel interno como a nivel externo . Según el ámbito, las características, así como las herramientas a utilizar serán diferentes.

¿Qué función cumplirá el plan de empresa en la asesoría para pymes?

El plan de empresa o de negocio debemos llevarlo a cabo de forma escrita a través de un documento, en el cual analizaremos de la manera más detallada el proyecto del negocio en cuestión. Dicho documento se encarga de cumplir una serie de funciones a analizar para que el desarrollo de la idea, en nuestro caso el de una que dedicada a la asesoría empresarial, cumpla los requerimientos y siga adelante correctamente.

1. La identificación

El primer paso consiste en la descripción del proyecto que se quiere realizar. En dicho desarrollo se concretarán los detalles del plan con sus correspondientes objetivos. Además, la idea será identificada en él con la mayor claridad posible.

2. El examen de la viabilidad del proyecto

El segundo paso a seguir es uno de los más importantes y decisivos para poder continuar con el desarrollo del proyecto. En él, será necesario realizar y estudiar un análisis exhaustivo de la viabilidad del mismo. En el análisis de la realización del proyecto hay que hacer una división en tres partes diferenciadas.

2.1. La viabilidad técnica

Este es el análisis de si realmente es posible realizar el proyecto en general con el plan de empresa que estamos desarrollando. Para ello, hay que tener en cuenta todas las circunstancias tanto internas como externas de la idea que se está estudiando.

2.2. La viabilidad comercial

Porque el estudio de si es posible llevar a cabo el proyecto no es suficiente. Una vez realizado, hay que pensar en el aspecto más comercial de la idea o, lo que es lo mismo, si se va a vender o no.

2.3. La viabilidad financiera

El último paso dentro de este apartado consiste en la viabilidad financiera. Esto consiste en que una vez que se sepa que el aspecto comercial del proyecto es positivo, deben realizarse cálculos sobre su ámbito financiero. Esto consiste en si el hecho de llevarlo a cabo será o no finalmente rentable.

3. El estudio de las estrategias para una asesoría para pymes

Una vez superado positivamente el estudio al completo de la viabilidad del plan de empresa, hay que pararse a estudiar las estrategias que deben seguirse de manera posterior. Esto consiste en el planeamiento de los pasos siguientes que se van a dar dentro del desarrollo, así como de las mejores estrategias para que el avance del mismo tenga un balance positivo.

El estudio de las estrategias llevará a la creación de una guía que será de gran ayuda a la hora de tomar decisiones dentro del plan de empresa. Igualmente, toda reflexión sobre las asesorías para pymes o el proyecto en desarrollo podrá basarse en el modelo creado con anterioridad. Cómo enfocar la elaboración del plan de negocio

Como se ha mencionado, existen dos niveles diferenciados: el interno y el externo. El interno es la promoción del desarrollo del proyecto desde el punto de vista de las pymes, de un autónomo o de un emprendedor. La razón es que estos son los más interesados en la disposición de unas buenas herramientas de planificación de la idea.

Las pymes, los autónomos y los emprendedores serán los que, al final, mejor conocerán el proyecto desde su interior. Esto se traducirá en mayores posibilidades de éxito, debido al conocimiento de los puntos más fuertes y más débiles.

Sin embargo, el enfoque desde el nivel externo es diferente. Esto es porque dicho enfoque consiste en la presentación a otras entidades o particulares de las cuales se busque una financiación. Así, la presentación deberá ser como la tarjeta de una primera impresión del proyecto de la empresa a realizar. Además, debemos tener en cuenta que esto no solo se realiza ante organismos públicos, sino también para tratar de captar a otros inversores privados.
Las características del plan de negocio

Las pymes, los autónomos o los emprendedores que se encuentren más implicados en la promoción del proyecto serán los que deban elaborar la información sobre estas particularidades. Esto se debe a la complejidad que un proyecto presenta, al igual que su nivel de desarrollo y contenido.

Estos implicados deberán ser concisos y elaborar las características de forma clara y entendible, además de convincente, ya que es también uno de los pasos más importantes si se quiere conseguir financiación.
Realizar una plantilla para la idea

La realización de una plantilla para utilizarla en el plan de empresa será de gran utilidad en la elaboración posterior. En ella deberán incluirse indicaciones y, a su vez, determinadas preguntas que sirvan para la reflexión y toma de decisiones en el análisis del proyecto posterior.

Una vez creadas las plantillas solo será precisa la cumplimentación de la información que en ella se haya requerido. Es aconsejable que se divida por apartados para cuando se escriba la descripción. Así, en cada uno de ellos será posible añadir más preguntas o comentarios, así como una hoja de Excel para los cálculos relacionados con la previsión financiera de los apartados.

Algunos ejemplos para los apartados son: un resumen ejecutivo junto a la presentación del proyecto que, a su vez, incluirá su origen y evolución. En dicha presentación también deberá incluirse la idea junto al equipo promotor. Más tarde, será aconsejable incluir el estudio de mercado mencionado, con su situación y distribución, clientela y competencia, así como canales de distribución.

Por último, para el buen desarrollo del plan de negocio,  será bueno añadir la estrategia comercial, la producción y recursos humanos, el análisis económico y el DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades).

shutterstock_374293570

Cómo enfocar la elaboración del plan de negocio

Como se ha mencionado, existen dos niveles diferenciados: el interno y el externo. El interno es la promoción del desarrollo del proyecto desde el punto de vista de las pymes, de un autónomo o de un emprendedor. La razón es que estos son los más interesados en la disposición de unas buenas herramientas de planificación de la idea.

Las pymes, los autónomos y los emprendedores serán los que, al final, mejor conocerán el proyecto desde su interior. Esto se traducirá en mayores posibilidades de éxito, debido al conocimiento de los puntos más fuertes y más débiles.

Sin embargo, el enfoque desde el nivel externo es diferente. Esto es porque dicho enfoque consiste en la presentación a otras entidades o particulares de las cuales se busque una financiación. Así, la presentación deberá ser como la tarjeta de una primera impresión del proyecto de la empresa a realizar. Además, debemos tener en cuenta que esto no solo se realiza ante organismos públicos, sino también para tratar de captar a otros inversores privados.
Las características del plan de negocio

Las pymes, los autónomos o los emprendedores que se encuentren más implicados en la promoción del proyecto serán los que deban elaborar la información sobre estas particularidades. Esto se debe a la complejidad que un proyecto presenta, al igual que su nivel de desarrollo y contenido.

Estos implicados deberán ser concisos y elaborar las características de forma clara y entendible, además de convincente, ya que es también uno de los pasos más importantes si se quiere conseguir financiación.
Realizar una plantilla para la idea

La realización de una plantilla para utilizarla en el plan de empresa será de gran utilidad en la elaboración posterior. En ella deberán incluirse indicaciones y, a su vez, determinadas preguntas que sirvan para la reflexión y toma de decisiones en el análisis del proyecto posterior.

Una vez creadas las plantillas solo será precisa la cumplimentación de la información que en ella se haya requerido. Es aconsejable que se divida por apartados para cuando se escriba la descripción. Así, en cada uno de ellos será posible añadir más preguntas o comentarios, así como una hoja de Excel para los cálculos relacionados con la previsión financiera de los apartados.

Algunos ejemplos para los apartados son: un resumen ejecutivo junto a la presentación del proyecto que, a su vez, incluirá su origen y evolución. En dicha presentación también deberá incluirse la idea junto al equipo promotor. Más tarde, será aconsejable incluir el estudio de mercado mencionado, con su situación y distribución, clientela y competencia, así como canales de distribución.

Por último, para el buen desarrollo del plan de negocio,  será bueno añadir la estrategia comercial, la producción y recursos humanos, el análisis económico y el DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades).

El plan de negocio y el estudio de la idea resulta una guía esencial para la creación de un modelo a seguir sobre el cual se desarrollará el cumplimiento de cada apartado del proyecto de manera posterior.

La elaboración del plan de empresa, en este caso dedicada a la asesoría de empresas, debemos realizarla tanto a nivel interno como a nivel externo . Según el ámbito, las características, así como las herramientas a utilizar serán diferentes.

¿Qué función cumplirá el plan de empresa en la asesoría para pymes?

El plan de empresa o de negocio debemos llevarlo a cabo de forma escrita a través de un documento, en el cual analizaremos de la manera más detallada el proyecto del negocio en cuestión. Dicho documento se encarga de cumplir una serie de funciones a analizar para que el desarrollo de la idea, en nuestro caso el de una que dedicada a la asesoría empresarial, cumpla los requerimientos y siga adelante correctamente.

1. La identificación

El primer paso consiste en la descripción del proyecto que se quiere realizar. En dicho desarrollo se concretarán los detalles del plan con sus correspondientes objetivos. Además, la idea será identificada en él con la mayor claridad posible.

2. El examen de la viabilidad del proyecto

El segundo paso a seguir es uno de los más importantes y decisivos para poder continuar con el desarrollo del proyecto. En él, será necesario realizar y estudiar un análisis exhaustivo de la viabilidad del mismo. En el análisis de la realización del proyecto hay que hacer una división en tres partes diferenciadas.

2.1. La viabilidad técnica

Este es el análisis de si realmente es posible realizar el proyecto en general con el plan de empresa que estamos desarrollando. Para ello, hay que tener en cuenta todas las circunstancias tanto internas como externas de la idea que se está estudiando.

2.2. La viabilidad comercial

Porque el estudio de si es posible llevar a cabo el proyecto no es suficiente. Una vez realizado, hay que pensar en el aspecto más comercial de la idea o, lo que es lo mismo, si se va a vender o no.

2.3. La viabilidad financiera

El último paso dentro de este apartado consiste en la viabilidad financiera. Esto consiste en que una vez que se sepa que el aspecto comercial del proyecto es positivo, deben realizarse cálculos sobre su ámbito financiero. Esto consiste en si el hecho de llevarlo a cabo será o no finalmente rentable.

3. El estudio de las estrategias para una asesoría para pymes

Una vez superado positivamente el estudio al completo de la viabilidad del plan de empresa, hay que pararse a estudiar las estrategias que deben seguirse de manera posterior. Esto consiste en el planeamiento de los pasos siguientes que se van a dar dentro del desarrollo, así como de las mejores estrategias para que el avance del mismo tenga un balance positivo.

El estudio de las estrategias llevará a la creación de una guía que será de gran ayuda a la hora de tomar decisiones dentro del plan de empresa. Igualmente, toda reflexión sobre las asesorías para pymes o el proyecto en desarrollo podrá basarse en el modelo creado con anterioridad. Cómo enfocar la elaboración del plan de negocio

Como se ha mencionado, existen dos niveles diferenciados: el interno y el externo. El interno es la promoción del desarrollo del proyecto desde el punto de vista de las pymes, de un autónomo o de un emprendedor. La razón es que estos son los más interesados en la disposición de unas buenas herramientas de planificación de la idea.

Las pymes, los autónomos y los emprendedores serán los que, al final, mejor conocerán el proyecto desde su interior. Esto se traducirá en mayores posibilidades de éxito, debido al conocimiento de los puntos más fuertes y más débiles.

Sin embargo, el enfoque desde el nivel externo es diferente. Esto es porque dicho enfoque consiste en la presentación a otras entidades o particulares de las cuales se busque una financiación. Así, la presentación deberá ser como la tarjeta de una primera impresión del proyecto de la empresa a realizar. Además, debemos tener en cuenta que esto no solo se realiza ante organismos públicos, sino también para tratar de captar a otros inversores privados.
Las características del plan de negocio

Las pymes, los autónomos o los emprendedores que se encuentren más implicados en la promoción del proyecto serán los que deban elaborar la información sobre estas particularidades. Esto se debe a la complejidad que un proyecto presenta, al igual que su nivel de desarrollo y contenido.

Estos implicados deberán ser concisos y elaborar las características de forma clara y entendible, además de convincente, ya que es también uno de los pasos más importantes si se quiere conseguir financiación.
Realizar una plantilla para la idea

La realización de una plantilla para utilizarla en el plan de empresa será de gran utilidad en la elaboración posterior. En ella deberán incluirse indicaciones y, a su vez, determinadas preguntas que sirvan para la reflexión y toma de decisiones en el análisis del proyecto posterior.

Una vez creadas las plantillas solo será precisa la cumplimentación de la información que en ella se haya requerido. Es aconsejable que se divida por apartados para cuando se escriba la descripción. Así, en cada uno de ellos será posible añadir más preguntas o comentarios, así como una hoja de Excel para los cálculos relacionados con la previsión financiera de los apartados.

Algunos ejemplos para los apartados son: un resumen ejecutivo junto a la presentación del proyecto que, a su vez, incluirá su origen y evolución. En dicha presentación también deberá incluirse la idea junto al equipo promotor. Más tarde, será aconsejable incluir el estudio de mercado mencionado, con su situación y distribución, clientela y competencia, así como canales de distribución.

Por último, para el buen desarrollo del plan de negocio,  será bueno añadir la estrategia comercial, la producción y recursos humanos, el análisis económico y el DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades).

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario