Legal  - 

Pasos para registrar un diseño

Si su empresa va a lanzar al mercado un nuevo producto, considere la opción de registrarlo como diseño industrial. El trámite es sencillo y barato, y le permitirá defenderse en caso de que un tercero pueda copiarlo.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Su diseño.

Mediante el registro de un diseño industrial se protege la apariencia externa de un producto, lo que permite evitar que un tercero lo copie. Pues bien, aunque a veces se piensa que sólo las grandes empresas registran sus diseños industriales, sepa que no es así: muchas pequeñas empresas y autónomos registran el diseño industrial de productos que lanzan al mercado, en previsión de que tengan éxito y un tercero quiera imitarlos. Vea cómo se realiza este registro...

Diseño industrial

Registro. Con el registro de un diseño industrial en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) usted protege la apariencia externa de un producto (color, líneas, forma, textura, materiales...). En este sentido:

Puede proteger como diseño industrial multitud de productos de uso cotidiano: muebles, productos textiles, herramientas, etc. Encontrará un listado de todas las clases de productos eneste enlace.

Su diseño debe ser nuevo (no debe haberse hecho público antes ningún otro diseño idéntico) y debe tener carácter singular (es decir, la impresión general que cause su diseño debe diferir de la de diseños anteriores).

Puede comprobar si existen diseños iguales o similares al suyo en la base de datos “Diseños” de la OEMP.

Protección. El registro tiene una duración de cinco años, pero lo podrá renovar hasta un máximo de 25 años . Durante dicho plazo usted tendrá la exclusividad sobre ese diseño, por lo que podrá impedir que un tercero lo reproduzca o lo imite sin su autorización (por ejemplo, podrá impedir que se fabrique o comercialice un producto que incorpore su diseño).

registrar un diseño
No haga público su diseño antes de solicitar su registro

¿Cómo actuar?

Trámite. Usted mismo puede tramitar el registro en la web de la OEPM (apartado “Diseños industriales / Trámites en línea”). Para ello:

Deberá completar el formulario de solicitud (indicando sus datos, el producto en cuestión y una representación gráfica del diseño) y pagar la tasa (64, 32 euros en 2018 si presenta la solicitud a través de la web).
La tramitación es rápida (incluso en un plazo de pocos días puede tener el diseño registrado).

Además, la OEPM no examina de oficio si el diseño cumple los requisitos de novedad y carácter singular antes indicados (el diseño se concede, y son los terceros que consideren que no cumple esos requisitos los que deben oponerse en el plazo de dos meses).

Asimismo, tenga en cuenta los siguientes consejos

No haga público su diseño antes de solicitar su registro (por ejemplo, no lo publique en catálogos, ferias especializadas, etc.). Así evitará el riesgo de que no se considere “nuevo”, o de que un tercero se le avance y lo registre.
Si va a exportar el producto (o a fabricarlo en el extranjero), regístrelo también en esos otros territorios. Por ejemplo, puede registrarlo para toda la UE, trámite que deberá solicitar en el plazo de seis meses desde que haya presentado su solicitud en la OEPM.

En conclusión, registrando el diseño de su producto en la OEPM podrá impedir que un tercero lo reproduzca o lo imite sin su autorización. Si va a exportarlo o a fabricarlo en el extranjero, es aconsejable que lo registre también en esos otros territorios.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario