Laboral  - 

Nueva ministra, nuevas ocurrencias para la cotización de autónomos

Causa perplejidad leer las informaciones sobre la idea que tiene la nueva Ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para llevar a cabo la pretensión (que ya va para antigua) de que los trabajadores autónomos coticen con arreglo a sus ingresos reales.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Porque habiendo sido secretaria ejecutiva de Seguridad Social y Pacto de Toledo de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, denotan algún desconocimiento de la situación actual y que no ha reparado en las problemáticas consecuencias que tal idea, de plasmarse en norma, acarrearía. Al parecer, quiere que las cuotas se paguen trimestralmente (en lugar de cada mes como ahora) y que haya regularizaciones a lo largo del año para compensar unos meses con otros, en función –supongo—de las declaraciones fiscales presentadas por los trabajadores, sin advertir que un buen número de ellos tributan por estimación objetiva (módulos). Y sin tener en cuenta que ahora ya se puede cambiar la base de cotización cuatro veces al año, aunque con antelación a cada trimestre natural.
No es buena esa ocurrencia de doña Magdalena Valerio, pues en el caso de llevarse a cabo, se causaría un serio problema de gestión administrativa y de pago de prestaciones, algunas de las cuales (las de incapacidad temporal y maternidad, por ejemplo) se calculan con la base de cotización del mes anterior al día del hecho causante. Tampoco la solución que ha sugerido de establecer la cotización por tramos dependiendo de los ingresos de los trabajadores, idea para la cual cuenta con el apoyo de UPTA.

Si lo que se pretende es asimilar lo más posible la forma de la del Régimen General, sería más razonable aprovecharse de los adelantos que tiene la Tesorería General de la Seguridad Social para la recaudación directa ya en vigor y que el citado organismo aplicase la cuota mensual de acuerdo a una determinada categoría profesional del convenio colectivo que fuera de aplicación en su provincia a cada trabajador autónomo, por el CNAE de su actividad, dato que debería dar éste en el momento de su afiliación, o cuando variase el mismo. Con eso, además, podría evitarse la proliferación de falsos autónomos, ya que su encuadramiento no dependería de los ingresos que declarasen, en lo cual puede haber picaresca.

cotización de autónomos
Trabajador Autónomo

Concienciación de los afectados

No es fácil encontrar un sistema justo si a la vez de pretender una mayor financiación se quiere favorecer la incorporación de nuevos afiliados, proteger a aquellos cuyos recursos sean escasos y que este colectivo no se queje de presión recaudatoria ni de que sus pensiones no son tan altas como las de los trabajadores por cuenta ajena. Porque el mal radica en que se analiza el ámbito económico de los afectados, cuando lo importante es la concienciación de los mismos. En hacer comprender a los autónomos que están en un estatus diferente y que tienen la posibilidad de planificar su futuro, aunque a veces sea con sacrificio; que no consideren las cuotas de la Seguridad Social como un impuesto, sino como una garantía no ya de futuro, sino por contingencias accidentales que les pueden privar de realizar su trabajo y obtener beneficio. Un seguro parte del cual es pagado por el fisco, pues se deduce de los ingresos obtenidos por la actividad laboral.

Dejando las cosas como están, sin una obligatoriedad de cotizar más, el trabajador por cuenta propia debe saber que si voluntariamente no cotiza por una base alta teniendo medios para ello, no podrá tener prestaciones de mayor cuantía. Pese a ello, algunos prefieren emplear el dinero en un plan privado de pensiones, en un producto de seguro similar o en adquirir propiedades, a las que les puedan sacar rendimiento por arrendamiento, lo cual han de considerar complemento de la pensión que no han querido hacer mayor.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario