Empresa  - 

Pymes y Empresa familiar: definición, características y constitución

Una empresa es familiar cuando una la mayor parte de su propiedad está en manos de una o varias familias, cuyos miembros intervienen decisivamente en la administración y dirección del negocio.

Redactado por
(1) Escribir comentario

En España, el número de empresas familiares supera los dos millones y medio, generando alrededor del 57 % del Producto Interior Bruto (PIB) y, aproximadamente, el 67 % del empleo en el sector privado. Además representan en torno al 83 % del total del tejido empresarial.

Aunque las empresas familiares podrían entenderse como empresas más sólidas y cohesionadas que las no familiares, lo cierto es que el porcentaje de la familia que se dedica y trabajo en la empresa se va reduciendo conforme pasan las generaciones. Así, del 65% de la primera generación se pasa a un 25% en la segunda, a un 9% en la tercera y a sólo un 1% en la cuarta.

Las principales características de la empresa familiar son las siguientes:

- Propiedad concentrada en un grupo familiar.

- El grupo familiar participa en el gobierno y/o en la gestión de la empresa.

- Vocación de continuidad familiar, de transmisión de los valores empresariales propios de la familia.

Ventajas e inconvenientes

Se puede hablar de las siguientes ventajas competitivas de la empresa familiar:

- Orientación al largo plazo y mayor grado de unidad, compromiso y dedicación con el negocio.

- Mayor grado de autofinanciación y reinversión de beneficios para financiar el futuro crecimiento de la empresa, dado que se busca el beneficio de la familia.

- Mayor estabilidad laboralpara empleados y directiva, pues por lo general en este tipo de empresas se desarrollan vínculos de amistad que dificultan el hecho de buscar la rentabilidad a base de afectar a los empleados de base

- Mayor vinculación con los clientes, pues la atención al cliente suele ser más cordial y la calidad de servicio más alta, lo que origina un mayor grado de confianza y reputación entre los clientes

- Mejor orientación al mercado, ya que suelen tener un conocimiento del negocio que se transmite a las siguientes generaciones, perpetuándolo como estrategia de dirección

- Flexibilidad competitiva, al ser menos burócrata e impersonal en la toma de decisiones, que se suelen tomar con mayor rapidez.

Como desventajas se pueden citar las siguientes:

- Dificultad de incorporación de socios externos, así como para la venta de acciones propias.

- Posible carga financiera para la recompra de acciones de familiares en el momento de la sucesión empresarial.

- Mayor tendencia a la autofinanciación y un menor acceso a las fuentes de financiación.

- Conflictos por entremezclar la propiedad del capital con la capacidad profesional para dirigir, pues pueden ponerse personas no cualificadas en puestos de responsabilidad directiva.

- Dificultad de atraer y mantener buenos directivos no familiares

- Concepto de gestión continuista, Las empresas familiares suelen ser más adversas al riesgo.

- Relaciones interfamiliares e intrafamiliares. No suele haber diferencias entre la vida privada y la profesional, y de ahí suelen surgir problemas.

- Incoherencias retributivas entre familiares y no familiares.

- Confusión de la empresa con el concepto de una gran familia, existiendo un método de valoración y autovaloración fundamentado en un análisis muy subjetivo.

 

Pymes y Empresa Familiar
La forma de Sociedad Anónima quedaría reservada para estados más avanzados de la empresa familiar.

 

Elección de forma jurídica para su constitución

Cuando son empresas de primera generación es frecuente encontrarse con empresas individuales y comunidades de bienes, pero cuando son empresas familiares con más antigüedad, mayor volumen de negocio y en las que ha existido reemplazo generacional, se suelen presentar la forma de Sociedad Limitada.

Esta elección, que es claramente la más utilizada por las empresas familiares en España, puede deberse al carácter más personalista, pero a la par cerrado, que presenta la sociedad limitada.

Además, existe el tipo de Sociedad Limitada Nueva Empresa, fórmula societaria sencilla que puede evolucionar con el crecimiento de la empresa y cuando las necesidades de financiación externa sean mayores, puesto que su transformación en Sociedad Limitada convencional no tiene mayores problemas.

La elección de la sociedad limitada puede deberse a los siguientes motivos:

- Mayor flexibilidad y menor exigencia de formalidades en los aspectos sociales.

- Menor exigencia de capital en la constitución.

- Aportaciones al capital social no negociables, lo que supone una ventaja para la empresa familiar, al dificultar la entrada de extraños en la misma.

- El tipo de Sociedad Limitada Nueva Empresa ofrece facilidades e incentivos a considerar en el momento de la constitución.

La forma de Sociedad Anónima quedaría reservada para estados más avanzados de la empresa familiar, como pudiera ser la salida a Bolsa o emisión de obligaciones. Hay que señalar, como factor positivo de este tipo de sociedad, el carácter negociable de las acciones en la misma, lo que permite acceder a los mercados secundarios de valores, posibilitando la ampliación de capital mediante el ofrecimiento público de las mismas.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario

gt
gabriel tanus

las ventajas de crear una sociedad del tipo sociedad limitada nueva empresa , es que la generas muy rápido en un periodo de 48 horas, y tienes algunas ventajas fiscales durante su inicio, y puedes contar con máximo 5 socios. cuando tienes poco capital es lo recomendable.