Empresa, Laboral  - 

Cómo redactar la carta de despido objetivo

El despido objetivo debe ser comunicado por escrito al trabajador, a través de la denominada carta de despido, en la que se debe expresar la causa del mismo, y ha de contener los elementos suficientes para que el trabajador pueda preparar adecuadamente su defensa.

Redactado por
(0) Escribir comentario

 

La redacción de este tipo de carta debe cumplir una serie de requisitos y datos que no deberían faltar:

Además del nombre de la compañía con todos sus datos, ya sea empresario o persona física en la que se haya delegado para el desempeño de las funciones.
Debe añadir nos datos del empleado al que se va a despedir, reflejar la fecha en la que se entrega la carta de este tipo, sin olvidar de poner la fecha en la que el trabajador causa baja.

Se debe expresar la causa con la expresión concreta de los hechos en que se fundamenta la medida, para que el trabajador tenga pleno conocimiento de la razón de la medida y pueda ejercer con garantía el derecho a impugnarla, articulando una defensa eficaz.

El empresario puede alegar simultáneamente varias de las causas que permiten el despido objetivo, pues lo trascendente es que en la indicada comunicación se hicieran constar las causas motivadoras de la extinción.

La comunicación debe incluir la fecha de efectos de la extinción. Y simultáneamente a la notificación de la carta, se debe realizar la puesta a disposición de la indemnización establecida en su cuantía exacta, precisándose el modo en que se hará efectiva.

En el caso de tratarse de un despido objetivo por causas económicas y no se puede poner a disposición del trabajador la indemnización en el momento de la comunicación, se debe hacer constar tal circunstancia. El trabajador deberá firmar al recibir la carta en presencia de un representante de los trabajadores, o se hará constar, en su caso, que el trabajador afectado no ha hecho uso de este derecho.

 

Redacción según las causas

Si la causa alegada es la ineptitud sobrevenida del trabajador, se deberán poner de manifiesto los hechos concretos en los que la empresa fundamenta esa ineptitud del empleado.

En el caso de tratarse de falta de adaptación a las modificaciones técnicas en su puesto de trabajo, deben consignarse las modificaciones técnicas efectuadas y los hechos de los que la empresa deduzca la falta de adaptación del trabajador.

Si la causa objetiva del despido es el absentismo, la carta debe concretar todas las ausencias que se imputan al trabajador, indicando los días en que tuvieron lugar.

En el supuesto de que se trate de extinción de los contratos de trabajo por causas de empresa (económicas, técnicas, organizativas o de producción), la carta de despido debe incluir los datos y elementos que la han motivado.

Respecto de la causa de despido objetivo por insuficiencia de consignación presupuestaria para la ejecución de proyectos públicos, basta con hacer referencia a la falta de consignación presupuestaria y a la resolución que la ha decidido.

Si se trata de causas económicas, parece suficiente la manifestación de la existencia de una situación económica negativa por pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente del nivel de ingresos, sin que sea precisa una información exhaustiva

 

despido objetivo
Presentación de carta de despido objetivo
La comunicación debe incluir la fecha de efectos de la extinción

Firma de la Carta de Despido

Se ha considerado que la notificación del despido ha de firmarse necesariamente por el empresario o por una persona que haya sido apoderada por éste si bien la doctrina judicial ha validado despidos, producidos por personas cualificadas en la empresa, como el Director gerente, aunque no estuviere apoderado. En este último caso, el despido ha de tenerse por cierto si la empresa ratifica dicha actuación prohibiendo la entrada del trabajador en sus instalaciones y negando de hecho la subsistencia de la relación laboral con el mismo.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario