Mundo Digital  - 

Innovación tecnológica para la economía circular

La economía circular es una propuesta en auge cuyo objetivo es minimizar la generación de residuos al crear bucles productivos. La idea consiste en cambiar el concepto de residuo a fin de convertirlo en una fuente de recursos.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Modelos de procesos productivos

En caso de no estar familiarizados con este concepto, se trata de crear un ciclo en la línea de producción tradicional, afectando a cada uno de sus eslabones:

1. Extracción de materias primas.

2. Producción.

3. Comercio.

4. Consumo.

5. Desechado.

La idea es que entre las fases de consumo y desechado se realice un tratamiento de los residuos para separarlos en materias primas secundarias y residuos inertes .

Las materias primas secundarias deberían reingresar en el ciclo en orden a reducir el desechado e incrementar las fuentes de materias primas.

Sin embargo, ¿cuáles son las herramientas en desarrollo que facilitan la economía circular? Las abordamos a continuación.

Software y Apps para la economía circular

Actualmente existen algunas plataformas online que conectan a entidades que generan residuos con entidades que pueden aprovecharlos como recurso.

Además, algunas de estas soluciones permiten la intervención de diseñadores y desarrolladores. Su objetivo es desarrollar nuevas aplicaciones para la transformación de residuos en materias primas secundarias.

Te ponemos algunos ejemplos de uso de la tecnología para la economía circular:

AMP Robotics es una start-up que combina la inteligencia artificial y la robótica para seleccionar de un modo automatizado el reciclaje

Redisa: que utiliza neumáticos viejos para hacer nuevas carreteras.

Umicore: que protege el medio ambiente gracias a que recicla productos como baterías, desechos de refinerías o de las grandes industrias.

Drivy: te permite poner tu coche en alquiler cuando no lo uses.

Ecoalf: realiza ropa con plásticos reciclados.

Circularity Capital: facilita capital privado a todas aquellas empresas que trabajen en la economía circular.

 

Centros de trabajo locales

Otras iniciativas siguen los mismos objetivos que las herramientas de gestión online. Muchos ayuntamientos han creado foros en los que ponen en contacto a productores locales y fomentan la economía circular municipal.

Los entornos rurales son especialmente favorables para este tipo de contactos. Por ejemplo, es muy habitual que los residuos de las fábricas y talleres de cerveza artesanal se aprovechen para alimentar al ganado.

Cooperativas

La cooperativa es, como ya sabe, una figura jurídica en la que se puede instaurar una cultura de la economía circular con relativa facilidad. Es el caso de las cooperativas participantes en el Pacto por una Economía Circular, instrumento desarrollado en el seno del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) y Economía, Industria y Competitividad.

La Constitución regula el derecho a un medio ambiente adecuado en su art. 45, y la economía circular podría ser una forma de cumplir dicho mandato.
Otras políticas públicas

A las políticas que se implantan desde el MAPAMA deben añadirse otras de carácter descentralizado. Es el caso de las Estrategias de Economía Circular de Cataluña, Extremadura o de la Comunidad de Madrid.

 

Hacia una economía sostenible

Las herramientas de economía circular están en pleno desarrollo. Las TIC facilitan su implantación y cabe esperar que en un futuro próximo su uso esté absolutamente generalizado.

De hecho, la economía circular ya es un factor a considerar en auditorías medioambientales y en proyectos de responsabilidad social de las empresas. Por tanto, es de esperar que se convierta en un requisito exigible a los productores y en una oportunidad para mejorar la calidad del ambiente natural.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario