Legal  - 

Formas de evitar la extensión de responsabilidad al cónyuge del empresario

Una empresa puede tener un futuro muy incierto, por eso, una de las principales preocupaciones de los empresarios es de qué manera se evita la extensión de la responsabilidad del conyuge. La manera de evitarlo es con capitulaciones y realizando la inscripción en el Registro Mercantil.

Redactado por
(0) Escribir comentario

¿En qué consisten las capitulaciones matrimoniales?

Las capitulaciones matrimoniales son las normas que bajo la forma de contrato firman los cónyuges para regular el régimen económico de su unión. Hay que realizarlas ante notario, antes o después de contraer la unión, y se inscriben en el Registro Civil.

En España existen dos tipos de regímenes económicos para los matrimonios: el de gananciales y el de separación de bienes. En el primero, los cónyuges comparten sus bienes y derechos que generen de manera indistinta. En cambio, en el de separación de bienes, los mantienen de forma separada, con lo que directamente se evita la responsabilidad.

La responsabilidad del empresario puede recaer en su cónyuge bajo el régimen de gananciales, de ahí la importancia de prever los posibles escenarios para que el devenir de la empresa no afecte al otro miembro de la pareja. No es lo mismo, el empresario que realiza una actividad económica a título individual que el que crea una Sociedad Limitada, puesto que la S.L. dispone de personalidad jurídica propia.

Para comprometer los bienes del matrimonio es necesario que exista un consentimiento presunto o expreso por parte del otro cónyuge. En estos casos, la legislación señala dos posibles escenarios o supuestos. No se evita la responsabilidad si el empresario ya ejercía su actividad antes de la unión y la continuaba sin que exista la oposición de su pareja. El otro supuesto se refiere a que la empresa se haya creado después de contraer matrimonio y el cónyuge lo asuma sin oposición expresa y con conocimiento.

 

responsabilidad del conyuge

Sin embargo, las capitulaciones inscritas en el Registro Mercantil de manera correcta, permiten que el matrimonio pueda modificar el régimen económico al que está sometido, con lo que cambia la afectación que existe sobre los bienes matrimoniales. De esta manera, el empresario autónomo exime de la responsabilidad a su pareja.

Es importante que en el matrimonio se tenga la precaución de firmar las capitulaciones para evitar situaciones no deseadas . Así, aunque la unión se haya contraído bajo el régimen de gananciales, el otro miembro de la pareja no se ve afectado por las posibles deudas que se contraigan durante el desarrollo de la actividad.

¿Qué ocurre si no se firman capitulaciones?

En este caso, la extensión de la responsabilidad se divide en diferentes grados. El primero afecta a los bienes privativos del empresario y a los que ha conseguido gracias a su actividad económica. El segundo se refiere a los bienes comunes y el tercero a los del cónyuge.

Capitulaciones en la Empresa familiar

A la hora de organizar la empresa familiar se establece que, junto al protocolo familiar, se elaboren otros documentos complementarios que permitan aplicar y desarrollar los acuerdos suscritos. Estos documentos son:

– los estatutos sociales;
– las capitulaciones matrimoniales ;
– el testamento.

En el caso de las capitulaciones matrimoniales, puede acordarse según se establezca en el protocolo familiar, la adopción por parte de los socios-familiares del régimen económico matrimonial deseparación de bienes. Con esta medida se impide que llegado el caso de disolución matrimonial el cónyuge-no socio pase a ser socio, dispersándose de este modo la propiedad familiar de la empresa.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario