Marketing  - 

Del Apple 1 a Airbnb, 7 causas por las que una gran idea se convirtió en una gran compañía.

Como especialista interesado en las tácticas de crecimiento, me gusta analizar el camino que han emprendido hacía el éxito lo que hoy son grandes compañías pero que en sus inicios fueron proyectos con una gran idea y mucho camino por recorrer, en todos estos casos hay patrones que se repiten con frecuencia, y en los que he podido identificar los siguientes:

Redactado por
(0) Escribir comentario

La idea

El embrión de una start up de éxito no solo es una gran idea, las grandes ideas que se han convertido en grandes empresas se han desarrollado sobre modelos simples pero brillantes, unas veces cubriendo necesidades de la forma más creativa posible y en otras ocasiones, invirtiendo en mercados probados con el objetivo de perfeccionarlos para un nicho, técnica que por ejemplo Apple mantiene en la actualidad desde la época de Jobs.

En sus inicios Airbnb, la idea desarrollada por Brian Chesky y Joe Gebbia, partía de una idea generada desde una oportunidad, Brian y Joe, se encontraron con problemas al no poder pagar el alquiler de su loft en San Francisco, como solución convirtieron su salón en una estancia para huéspedes que encontraban problemas de alojamiento cuando se desplazaban a San Francisco para asistir a determinados eventos, la idea se convirtió en 2008 en el servicio Air Bed and Breakfast

La comunicación

La importancia de comunicar la idea claramente es un factor determinante en el éxito, no solo en las etapas embrionarias para obtener financiación, sino incluso cuando el proyecto se ha consolidado y es necesario que los fundadores transmitan con claridad los objetivos de negocio.

Los grandes fundadores además de tener una gran idea la comunican claramente, las ideas demasiado complejas tienden a ser confusas y si la idea no genera emociones, es que la idea no es tan buena como parece.

Steve Jobs otorgaba gran importancia al orden de las ideas, que consideraba había que exponer sobre el papel, se concentraba en lo importante, simplificaba los mensajes, era conocido por la creación de espacios colaborativos donde el cara a cara con los empleados era fundamental.

Un público objetivo claro

Steve Jobs junto a Steve Wozniak, tuvieron la visión en los años 70 de extender el uso de la computadora entre la población, esta idea de los fundadores de Apple representaría uno de los cambios más profundos de la tecnología de aquellos años, ambos encontraron una necesidad a cubrir con su Apple 1, comercializar un ordenador con la pantalla y el teclado integrado y la tarjeta pre ensamblada y que pudiera ser instalado en casa, por tanto, no solo vale tener un gran producto o una gran idea si no que tu público objetivo aprenda amar tu producto o servicio.

Para las startups que se ponen en marcha es imprescindible el crecimiento rápido y exponencial de su cartera de clientes, si la idea es buena y el producto es bueno y la startup empieza a tener usuarios, la principal misión es que su cartera crezca de forma rápida, las tácticas de crecimiento utilizadas por las empresas de éxito, se basan en muchos casos en el conocimiento profundo de los usuarios.

En el caso de Airbnb utiliza el análisis de los datos no sólo para mejorar producto y el buscador elemento fundamental de su servicio, para ellos la prioridad es el santo grial de las startups, la conversión y la retención, ¿hay suficientes usuarios buscando alojamiento y suficientes anfitriones?, ¿Los usuarios ven cumplidas sus expectativas cuando buscan un alojamiento?, ¿Cómo podemos ayudarles a tener una mejor experiencia? .

Los usuarios son la leña que alimenta la locomotora.

Es importante dejar que tu idea evolucione con la retroalimentación de los usuarios . Y es crítico entender porque los usuarios se comportan de determinada manera.

El objetivo no solo es evaluar una idea sino construir un gran producto y si es posible construir luego una gran empresa.

Steve Jobs era un visionario y era capaz de identificar rápidamente las necesidades del mercado a los que su producto se dirigía y la labor de muchos fundadores es identificar su mercado, cómo es, por qué es un buen mercado, y pronosticar como va a ir creciendo.

Steve Job, fue precisamente eso, un gran identificador de tendencias, Jobs como los fundadores de éxito son capaces de identificar grandes cambios tecnológicos cuando la mayoría de los mortales no nos hemos dado cuenta, y ahí está el factor diferenciador entre una startup de éxito y una gran empresa tradicional, las grandes empresas les cuesta identificar estos cambios y adaptarse a ellos,

El crecimiento

Como hemos hablado, el crecimiento es fundamental para una startup, en sus inicios los fundadores de Airbnb construyeron un gráfico en el que plasmaron el crecimiento que a futuro querían tener, lo pegaron en la nevera, encima de la mesa, en el espejo del baño, si lograban cumplir la meta esa semana era perfecto, si no se cumplían volvían a darle una vuelta y a intentarlo de otra manera

Muchas empresas como Airbnb, Uber y Facebook, tienen como piezas fundamentales a personas que lideran el crecimiento, Ed Baker, Andrew Chen en Uber y David Shultz en Facebook, personas que en base al conocimiento de los usuarios y de una analítica profunda, dan una ventaja competitiva a estas empresas

Mark Zuckerberg, dijo una vez que una de las innovaciones más importantes en Facebook fue la creación de un equipo de Growth cuando el crecimiento se hizo más lento, este equipo es actualmente uno de los más prestigiosos de la empresa.

El crecimiento actualmente empieza a ser el ADN de muchas empresas, ya no hablamos de planificaciones a largo plazo, como en las grandes empresas, se establecen metas agresivas, pero alcanzables, se examinan los progresos cada mes y se celebran.

Hay una cultura de transparencia informativa que no es habitual en las empresas tradicionales, se habla de estrategia todo el tiempo, se escucha a los clientes, se comparte la información buena y mala, cuanta más información mejor para alcanzar el objetivo.

Las startups de éxito encuentran su área de desarrollo, no intentan abarcar todo, se enfocan en una tarea y la hacen bien, es mejor hacer una cosa y con éxito que muchas y mediocres.

La expansión increíble de Uber, por ejemplo, es porquehan reconocido la singularidad de cada ciudad como base de su crecimiento, y que una buena estrategia no es café para todos, lo que funcionó para San Francisco no es lo mismo para Madrid o Berlín.

Debido a las restricciones legislativas de cada ciudad, Uber necesita adaptar sus planes de lanzamiento para adaptarse a las particularidades cada nuevo mercado.Es esta capacidad de entrar en un mercado, como entienden a los proveedores, sus intereses, especificidades y la capacidad de respuesta a esta dinámica hacen que Uber tenga éxito desde el principio en las ciudades donde pone en marcha su servicio, en resumen, las buenas compañías se focalizan en resolver las necesidades de sus mercados y de ofrecer un gran servicio al cliente, las malas compañías solo se preocupan del impacto que su estrategia tendrá sobre la economía de la empresa.

Airbnb, se preocupa por conocer y resolver los problemas de los usuarios en base a una gran infraestructura analítica, la joya de su corona es como dijimos mejorar constantemente la búsqueda, no con analistas sentados horas y horas delante de una hoja de Excel, si no relacionándose con los ingenieros, desarrolladores y jefes de producto con el objetivo de dar a los usuarios un producto que cumpla sus expectativas.

Ir más allá de una búsqueda de alojamiento es recrear las experiencias en sitios en que la mayoría de los usuarios nunca han estado a través de los anuncios, es por eso que Airbnb trabaja en lo que llaman el modelo de probabilidad condicional de reserva.

Los grandes fundadores no hacen muchos grandes proyectos, hacen lo que hacen con mucha intensidad

Un gran equipo

No sé si fue Zuckember, la verdad es que hay muchas citas parecidas 🙂 el que dijo, que las grandes compañías no están compuestas por gente mediocre, todos hemos visto como los grandes fundadores de nuestra época reciente, como Mark Zuckenberg, Steve Jobs, Jeff Bezos eran y son gente imparable con determinación con ingenio, con inteligencia y pasión por las cosas.

Los mejores fundadores son inusualmente sensibles. Esto es un indicador de la decisión, el enfoque, la intensidad y la capacidad de hacer las cosas.

Las startups de tecnología necesitan por lo menos un fundador que pueda construir un producto o servicio de la empresa, y al menos un fundador debe ser un comercial puro y entender a sus usuarios, en una ocasión Steve Wozniak, que era el talento ingeniero de Apple de la primera época decía de Jobs, 'Steve, mi mejor amigo, cogía mis diseños y los convertía en productos'

El peor caso, por muchas razones, es tener un mal cofundador. Si las cosas no están funcionando, suelen separarse rápidamente

Como curiosidad, hemos comentado a lo largo del artículo, el saber hacer de las empresas con Airbnb, la analítica es utilizada incluso para la selección de ingenieros que trabajan en las mejoras de su buscador, utilizan un modelo de contratación llamado EEOC reporting in Greenhouse para incrementar la diversidad y paridad de la plantilla y que no hayan sesgos a la hora de valorar las capacidades de los candidatos.

Aplicando este modelo se dieron cuenta que el 30% de sus candidatos - la parte superior del embudo - eran mujeres.Pero sin embargo a la hora de la contratación no había una paridad en la proporción de hombres y mujeres que había en la plantilla, aplicando este modelo han desarrollado un sistema para incrementar esta diversidad basado en tres etapas

  • Un reto, que el candidato prepara en su casa para evaluar sus capacidades técnicas y atención al detalle
  • Realización de una presentación para demostrar su capacidad de comunicación y el rigor analítico.
  • Una entrevista con los futuros compañeros del candidato/a con el objetivo de evaluar su compatibilidad con la cultura de la compañía.

Enfoque e intensidad

Los grandes fundadores no hacen muchos grandes proyectos, hacen lo que hacen con mucha intensidad. Terminan las cosas muy rápidamente, son determinantes, lo que es difícil cuando se está empezando con una startup.

Las empresas más exitosas han tardado mucho tiempo para empezar a contratar empleados, primero porqueson caros y todas las startups no pueden permitírselo, añaden complejidad organizacional y gastos de comunicación. Además también se trata de afinidad, hay cosas que los co-fundadores pueden decirse a la cara pero no a los empleados.

Las empresas que comienzan con empleados mediocres casi nunca se recuperan.

Comentarios cerrados.