Laboral  - 

¿Cuándo pedir el paro tras una excedencia voluntaria?

Saber cuándo corresponde el paro tras una excedencia voluntaria es fundamental para reconocer tus derechos y poder reclamar ante las instancias que corresponda. En este artículo, se describen los diferentes supuestos.

Redactado por
(0) Escribir comentario

La excedencia y el derecho a cobrar la prestación por desempleo

Hay que partir de la base de que el motivo por el que se solicitó la excedencia no influye en el derecho a percibir o no, la prestación por desempleo, de manera que es indiferente si esta fue voluntaria o forzosa. Ahora bien, este derecho se genera cuando se solicita la reincorporación y esta no se produce.

La empresa alega falta de vacantes

La compañía tiene derecho a alegar falta de vacantes para cubrir un puesto de trabajo para aquellas personas que se reincorporen después de una excedencia. Ahora bien, tiene la obligación de demostrarlo cuando el trabajador solicite volver a su puesto.

En el caso de que el empleado pueda demostrar de forma fehaciente que la empresa cuenta con vacantes para cubrir su puesto y no lo está haciendo, entonces se considerará un despido y se podrá pedir la prestación por desempleo .

excedencia y paro
Una persona puede trabajar en otra compañía mientras está de excedencia, de manera que, en el caso de ser despedida de esa otra compañía, tendría derecho a cobrar la prestación por desempleo.

La compañía no responde o se niega a la reincorporación

Si se da el supuesto de que la empresa no responde a la solicitud, habría un claro caso de despido porque se están negando a reconocer el derecho a la reincorporación del trabajador. También puede suceder que, aunque se reconozca la relación laboral anterior, se niegue a facilitar la reincorporación después de la excedencia. En cualquiera de las dos circunstancias, se podría reclamar ante las instancias judiciales y obtener la prestación por desempleo.

Trabajo en otra compañía

Una persona puede trabajar en otra compañía mientras está de excedencia, de manera que, en el caso de ser despedida de esa otra compañía, tendría derecho a cobrar la prestación por desempleo. Su situación tras el despido sería una situación legal de desempleo. Para el calculo de la base de cotización solo se tendrá en cuenta el periodo de tiempo cotizado en la nueva empresa y no en la que le concedió la excedencia. Y se calculará desde la fecha en la que se incorporó a la nueva empresa. Si la duración de la prestación por desempleo supera la fecha en la que termina su excedencia, debe suspenderse la prestación y el trabajador deberá pedir su reincorporación.

En el caso de que se le deniegue, el trabajador podría seguir cobrando el desempleo siempre que demuestre ante el SEPE que solicitó su incorporación.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario