Laboral  - 

Responsabilidad Social Corporativa en la PYME

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) se suele asociar a las grandes empresas. Sin embargo, este concepto también adquiere importancia para las pequeñas y medianas empresas.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Las PYMES tienen las mismas razones para participar en la RSC que cualquier otra organización de gran volumen.
Además, en muchos casos, este tipo de iniciativas puede estar más intrínsecamente conectado con su propósito último, que es revertir una parte de sus ingresos en mejorar la comunidad en la que desarrollan sus actividades.

La Responsabilidad Social Corporativa

Aunque hay muchas empresas que abordan esta idea desde el punto de vista puramente filantrópico, la RSE (Responsabilidad social estratégica) ofrece muchos beneficios, lo que incluye el fortalecimiento de la reputación corporativa y marca, y una mayor confianza con las principales partes involucradas en la actividad pública de la organización : clientes, empleados, agencias reguladoras, proveedores e inversores.

Al margen de la función cosmética, ofrece otros beneficios a la pequeña empresa basados en su condición local. Los programas de soporte en colaboración con instituciones locales ayudan a diseminar la filosofía de la organización y sientan las bases para un proceso de expansión regional.

Asimismo, si la empresa sale ganando y la comunidad o los beneficiarios de la acción social también lo hacen, estará ante una actuación de RSC muy acertada.

responsabilidad social corporativa

Las pymes están mejor dotadas para sostener la RSC que las grandes empresas

Las grandes empresas se erigen con la única intención de ganar dinero. En este sentido, el compromiso con el propósito es mucho más fácil de contagiar en una pyme que en una gran sociedad anónima abierta.

Además en la PYME se logra mayor familiaridad y cercanía, cualidades que suelen darse en la mayoría de las pequeñas y medianas empresas españolas.

Por último, la PYME, en general, está más involucrada en su comunidad local, de manera que puede contribuir sustancialmente, en términos de creación de empleo; y depender, en gran medida, de las relaciones comerciales con los clientes y proveedores del entorno. Por lo que le interesa cada vez más potenciar su papel dentro del nuevo modelo empresarial sostenible y comprometido.

Sin embargo, aunque ya existe un verdadero interés por parte del empresariado español, queda mucho camino por recorrer y puede tener claro que el primer paso siempre es promover la RSC en el ámbito interno.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario