Empresa  - 

Reduce el retraso en los cobros de tus facturas.

Si tu empresa tiene algunos clientes que van algo justos pero siempre acaban pagando, te ofrecemos algunos consejos para reducir los retrasos en los cobros y evitar problemas.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Modelo de factura con cláusula de morosidad

Si algunos de tus clientes en ocasiones se retrasan en el pago (a veces alegan alguna incidencia en las mercancías recibidas que después resulta que no era tal; en otros casos solicitan un plazo de pago adicional porque “se les han juntado muchos pagos”...). Ten en cuenta algunos consejos para evitar estos retrasos.

Al facturar...

Detallada. Factura de inmediato y con detalle, especificando claramente los trabajos o productos facturados. Si hubo oferta o presupuesto previo, verifica que la factura se ajusta a su contenido y menciónalos expresamente.

-De esta manera evitará que el cliente alegue discrepancias o confusiones con el fin de retrasar el pago.

-Verifica también que su factura cumple con todos los requisitos formales exigidos por ley, para que el cliente no pueda alegar que está mal y que no podrá deducirse el IVA.

-No te demores en facturar, para que tu cliente no pueda interpretarlo como un síntoma de dejadez o de descontrol administrativo.

Intereses. Introduzca en la factura una discreta mención a la posibilidad de exigir intereses de demora en caso de retraso en el cobro. Aunque la posibilidad de exigirlos ya está prevista en la ley –por lo que realmente esta cláusula no es necesaria–, podrá utilizar esa mención para negociar con más fuerza en caso de que tu cliente te solicite algún retraso adicional en el pago.

Al acordar el vencimiento...

Evite fechas clave. En general, hay fechas en las que las empresas tienen menos liquidez (por el pago de impuestos o de pagas extras). Evita vencimientos cercanos a ellas:

-Las empresas tienen menos liquidez cuando han de liquidar el IVA y las retenciones a trabajadores (los primeros 20 días de abril, julio, octubre, y hasta el 30 de enero).

-En caso de sociedades, evita las fechas cercanas a la liquidación del impuesto (25 de julio) y las fechas de los pagos a cuenta (los primeros 20 días de abril, octubre y diciembre).

Pagas extra. Las otras fechas en las que las empresas pueden tener falta de liquidez son las que coinciden con el pago de las pagas extras (mediados de julio y mediados de diciembre).

retraso en los cobros de tus facturas

Al acercarse el vencimiento...

Domiciliación. Finalmente, negocia la domiciliación del pago. Si ello no es posible (porque su cliente prefiere enviarte un cheque o pagarte mediante transferencia, para tener más flexibilidad si tiene varias cuentas), actúa de la siguiente forma:

-Unos días antes del vencimiento, remítele una carta recordándole la fecha de pago.

-Remarca la posibilidad de que te pague por transferencia, indicando tu cuenta bancaria.

-También puedes sugerir en ese momento el pago mediante domiciliación bancaria y solicitar al cliente que, si así lo desea, te remita su autorización para hacerlo (de forma que el banco no pueda rechazar el cargo por falta de autorización).

Cuida que la factura incluya todas las menciones legales y una correcta descripción de los trabajos realizados. Verifica también que el vencimiento no coincide con las fechas en las que las empresas suelen tener menos liquidez.
Modelo de factura con cláusula de morosidad

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario