Emprendedores  - 

Cómo pactar un arbitraje con un proveedor

Es frecuente que al firmar un contrato con un proveedor se indique que, en caso de conflicto, se someterán a un tribunal arbitral, pero te recomendamos que tomes algunas medidas antes de aceptarla.

Redactado por
(0) Escribir comentario

En muchos contratos se pacta que los conflictos entre las partes serán resueltos por un tribunal arbitral (en lugar de por los tribunales ordinarios). Pues bien, si acepta esta cláusula pacte con su proveedor algunas cuestiones que pueden evitar conflictos futuros y costes inesperados. Vea cuáles son...

Tipos de arbitraje

Conflictos. El arbitraje es un sistema de resolución de conflictos alternativo a la vía judicial. Por tanto, si acepta esta cláusula y surgen discrepancias con su proveedor (por ejemplo, porque las mercancías que le suministra no son de la calidad pactada), ya no podrá acudir a los tribunales ordinarios para resolver el conflicto. Además, tenga en cuenta:

-Los arbitrajes pueden ser de derecho (el árbitro es un jurista y resuelve el conflicto aplicando la ley) o de equidad (se aplican criterios técnicos y el árbitro es un profesional experto en la materia de que se trate).

-Por tanto, dejen claro en el contrato qué tipo de arbitraje desean. Y si es de derecho y usted y su proveedor están en países distintos, indiquen expresamente cuál será la ley que deberá aplicar el árbitro para resolver el conflicto.

Tribunal. A la hora de designar al tribunal arbitral tenga en cuenta los siguientes consejos:

-Ubicación. Si usted y su proveedor tienen su domicilio en lugares diferentes, una solución equilibrada es que se sometan a un tribunal situado en una tercera localidad.

-Procedimiento. Asimismo, antes de decantarse por un determinado tribunal, consulten en su página web el reglamento que regula su funcionamiento (el número de árbitros que intervienen, si éstos pueden ser elegidos por las partes o es el propio tribunal quien los escoge...).

-Costes. Comprueben asimismo los honorarios que cobra ese tribunal y pacten cómo van a pagarlos (si se abonarán a partes iguales o bien si los abonará íntegramente la parte que pierda el procedimiento). Piense que los honorarios de algunos tribunales arbitrales situados en el extranjero pueden ser elevados, por lo que conviene conocerlos previamente.

pactar un arbitraje
Los conflictos entre usted y su proveedor serán resueltos por un árbitro y no por los tribunales ordinarios.

¿Me interesa el arbitraje?

Recurso. Uno de los inconvenientes del arbitraje es que las posibilidades de recurrir contra la decisión que tome el árbitro (denominada “laudo”) son reducidas (en general, los laudos sólo son recurribles por cuestiones formales). Por tanto, si el laudo no le es favorable no podrá recurrir contra el fondo del asunto (al contrario de lo que ocurre en la vía judicial, en la que puede acudir a una instancia superior).

Ventajas. Como contrapartida, el arbitraje tiene algunas ventajas frente a la vía judicial: en general, es más rápido (el árbitro debe dictar su decisión en un plazo de seis meses). Además, el arbitraje suele suponer menos costes, ya que sólo se pagan los honorarios de los árbitros (por eso es importante saber con antelación cuáles son esos honorarios).

Si acepta esta cláusula, los conflictos entre usted y su proveedor serán resueltos por un árbitro y no por los tribunales ordinarios. En todo caso, antes de designar el tribunal arbitral comprueben cuáles son sus honorarios y pacten cómo los abonarán.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario