Fiscal  - 

Ventajas fiscales del leasing vs préstamo bancario

Su empresa va a financiar la compra de algunos activos, y en el banco le comentan que el ‘leasing’ tiene algunas ventajas fiscales respecto al préstamo. ¿Podrá aprovechar estas ventajas fiscales?

Redactado por
(0) Escribir comentario

 

Su empresa es de reducida dimensión –facturó menos de 10 millones de euros en el ejercicio anterior– y ha solicitado financiación para adquirir nuevos activos. Tras comparar leasing y préstamo, su gestor bancario le recomienda el leasing alegando que tiene ventajas fiscales.Pues bien, en muchos casos las empresas de reducida dimensión no pueden aprovechar esas ventajas. Téngalo en cuenta a la hora de optar por una u otra vía de financiación.

Fiscalidad

 

Préstamo. Si su empresa solicita un préstamo, en su Impuesto sobre Sociedades podrá deducir como gasto las siguientes cantidades:

  • Los intereses a su cargo. Por ejemplo, en un préstamo de 100.000 euros a tres años y a un 6% de interés, los intereses del primer año serán de 5.147 euros.
  • Y la amortización del activo. Por ejemplo, si éste tiene un coste de 100.000 euros y puede amortizarse a razón de un 12% anual (un 24% en caso de empresas de reducida dimensión), cada año podrá deducir como gasto 24.000 euros.

‘Leasing’. Si contrata un leasing, los gastos deducibles serán los siguientes:

  • Los intereses anuales a su cargo. En este punto no hay diferencia con el préstamo.
  • Pero respecto a la amortización, sí que habrá diferencias.Cada año podrá deducir la devolución del capital del leasing hasta el límite del triple de la amortización anual según tablas (por ejemplo, en el activo del punto anterior, ese límite será de 36.000 euros).

Más rápido. Al computar más rápidamente el gasto por amortización, el leasing le da una ventaja financiera (porque se retrasa el pago del Impuesto sobre Sociedades).Sin embargo, y según cuál sea el plazo de amortización del leasing y el coeficiente de amortización aplicable al activo financiado, esa ventaja no se aprovecha.

Leasing o préstamo

 

Ejemplos

Caso 1. Su empresa va a financiar a tres años y al 6% de interés una máquina valorada en 100.000 euros y que se amortiza al 12% anual.Apunte. En este caso el leasing sí que le permite computar el gasto por amortización más rápido:

Gasto por amortización

Concepto‘Leasing’ (1)Préstamo (2)
Gasto año 131.35924.000
Gasto año 233.29424.000
Gasto año 335.34724.000
Gasto año 4024.000
Gasto año 504.000
Total100.000100.000

1. En ningún año se supera el tope de tres veces el coeficiente de amortización, que sería de 36.000 euros.

2. El doble de la amortización según tablas, al tratarse de una empresa de reducida dimensión.

Caso 2. En cambio, si esa misma máquina tiene un coeficiente de amortización del 20% (por ejemplo, un autocamión), el leasing no le da ninguna ventaja, ya que no supone una amortización más rápida:

Gasto por amortización

Concepto‘Leasing’Préstamo
Gasto año 131.35940.000
Gasto año 233.29440.000
Gasto año 335.34720.000
Total100.000100.000
Para muchas pymes el ‘leasing’ no tiene ventajas fiscales, ya que la amortización que pueden aplicar es superior a la derivada de esa forma de financiación. Téngalo en cuenta a la hora de acudir a su banco.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario