Laboral  - 

La política de empleo paradójica

Es chocante que mientras se tiene claro que nuestro país necesita para mejorar su economía que crezca el tamaño de las empresas, a la vez se esté promocionando con ayudas el trabajo por cuenta propia; lo cual puede derivar en crear falsos autónomos, en lugar de mejorar la condición de quienes lo son auténticamente.

Redactado por
(0) Escribir comentario

 

Lo grave es que gran parte de esas ayudas van en detrimento de los muy necesarios ingresos del Sistema de Seguridad Social, pues suelen ser reducciones en las cuotas . Hasta que, según dispone la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, en el ámbito del diálogo social y dentro del marco de los acuerdos a los que se llegue en el seno del Pacto de Toledo se impulsará la gradual conversión en bonificaciones de las reducciones de cuotas de la Seguridad Social. Pretensión de aplicación incierta, pues ha de tener lugar progresivamente en el plazo máximo de cuatro años, y siempre que se den las condiciones económicas necesarias para su asunción a cargo del presupuesto del Servicio Público de Empleo Estatal, atendiendo a la evolución del mercado laboral y de la creación de empleo.

También es preocupante que la citada ley, con la idea de evitar un gasto a quienes se ha dado en llamar emprendedores, establezca que debe concretarse el concepto de habitualidad a efectos de la inclusión en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, prestando especial atención a los que sus ingresos íntegros no superen la cuantía del salario mínimo interprofesional, en cómputo anual. Aunque ese asunto se ha dejado pendiente hasta que la subcomisión para el estudio de la reforma del citado régimen constituida en el Congreso de los Diputados, con el fin de que éste, oídos los representantes de los trabajadores autónomos, decida cómo debe hacerse. Decisión difícil, pues a la vez de que el sistema púbico de protección social no ingresaría ni siquiera el importe de la tarifa plana, limitaría para los trabajadores no obligados a afiliarse las prestaciones de incapacidad temporal o permanente y jubilación. Además de que, a la larga, serían un mayor gasto para sistema por la existencia de pensiones mínimas a las que se pueden acceder con pocas cotizaciones.

 

Promocionando con ayudas el trabajo por cuenta propia puede derivar en crear falsos autónomos.

Paralelamente, algunos grupos políticos quieren que los autónomos coticen por bases coincidentes con sus ingresos, lo cual es muy difícil de controlar pues en el auténtico trabajo por cuenta ajena el beneficio mensual no siempre es el mismo. Y más complicado aun sería llevar a cabo la recaudación y la cuantificación de las prestaciones que se calculan con la cotización mensual. Salvo que todo se hiciera por estimación, cosa que resultaría injusta.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario