Legal  - 

Empresa familiar y resto de bienes en el Impuesto de sucesiones

Las empresas familiares y la vivienda habitual disfrutan de interesantes incentivos en el Impuesto sobre Sucesiones. Pero, ¿qué pasa con el resto de bienes?

Redactado por
(1) Escribir comentario

Usted es titular de una empresa familiar, y sabe que en caso de herencia sus hijos apenas pagarán Impuesto sobre Sucesiones por ella. Pero, además de la empresa y de su propia vivienda (cuya transmisión por herencia también está bonificada), dispone de cuatro inmuebles por los que, en caso de fallecimiento, sus herederos sí deberán tributar.

Si el número de inmuebles arrendados fuese más alto, podría contratar a una persona a jornada completa para gestionar el alquiler como actividad económica y disfrutar de los mismos incentivos que disfruta su empresa familiar. Sin embargo, como el número de inmuebles arrendados no es significativo, Hacienda no permite aplicar estos incentivos (ya que no queda justificada la actividad económica de gestión de alquiler)[DGT V3530-15].

Incluya a sus nietos. Pues bien, una alternativa para reducir el coste del Impuesto sobre Sucesiones es incluir a sus nietos en el testamento,  de forma que la herencia se reparta entre más personas. Puede hacerlo dejando inmuebles específicos a sus nietos, o dejando el usufructo a unos herederos y la nuda propiedad a otros.

Si usted tiene cuatro nietos, por ejemplo, puede legar un inmueble para cada uno de ellos, dejando a sus hijos la propia empresa familiar y el resto de la herencia (lo cual le permitirá cumplir también los mínimos que, en concepto delegítima, deba dejar a sus hijos según la normativa aplicable en su comunidad autónoma).

 

impuesto de sucesiones empresa familiar
Si reparte la herencia entre sus hijos y sus nietos, el coste del Impuesto sobre Sucesiones será inferior.

Reducción de coste. La reducción del Impuesto sobre Sucesiones se conseguirá por los siguientes motivos:

-En primer lugar, porque dicho impuesto tiene una tarifa progresiva (es decir, cuanto mayor es el valor de la herencia, mayor es el tipo impositivo aplicable). Por tanto, cuanto más repartida esté la herencia, menos patrimonio recibirá cada beneficiario, y el tipo impositivo aplicable también se reducirá.

-En segundo lugar, porque hay unos mínimos que no tributan y que se aplican individualmente a cada uno de los beneficiarios de la herencia. Por tanto, si hay más beneficiarios –sea como herederos o como legatarios– y todos ellos son descendientes –hijos y nietos–, se aplicará más veces dicho mínimo, y habrá una mayor parte de la herencia que no tributará.

Conclusión : Si reparte la herencia entre sus hijos y sus nietos, el coste del Impuesto sobre Sucesiones será inferior que si la deja íntegramente a sus hijos.

 

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario

S
Sebastián

Muy interesante el tema tratado.