Fiscal  - 

Cómo actuar ante una inspección de Hacienda

¿Cómo debemos actuar cuando hemos sido llamados por la Agencia Tributaria para auditar nuestras cuentas? Cada empresa o autónomo actuará de manera diferente en caso de una inspección de Hacienda, aunque hay ciertas actuaciones que pueden resultar más beneficiosas para usted que otras.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Una inspección fiscal es un procedimiento y, por lo tanto, debe tener un objeto y alcance . Debe especificarse con precisión qué impuesto está sujeto a la inspección y por qué período. Una inspección fiscal debe comenzar y terminar de la manera especificada en la Ley General Tributaria (es decir, existen reglas precisas con respecto a su inicio y finalización).

Funciones de la inspección de hacienda

La LGT en su art.141 enumera las funciones administrativas de la inspección tributaria:

a) La investigación de los supuestos de hecho de las obligaciones tributarias, para descubrir los que sean ignorados por la Administración.
b) La comprobación de la veracidad y exactitud de las declaraciones presentadas por los obligados tributarios.
c) La realización de actuaciones de obtención de información relacionadas con la aplicación de los tributos.
d) La comprobación del valor de derechos, rentas, productos, bienes, patrimonios, empresas y demás elementos, cuando sea necesaria para la determinación de las obligaciones tributarias.
e) La comprobación del cumplimiento de los requisitos exigidos para la obtención de beneficios o incentivos fiscales y devoluciones tributarias, así como para la aplicación de regímenes tributarios especiales.
f) La información a los obligados tributarios con motivo de las actuaciones inspectoras sobre sus derechos y obligaciones tributarias y la forma en que deben cumplir estas últimas.
g) La práctica de las liquidaciones tributarias resultantes de las actuaciones de comprobación e investigación.
h) La realización de actuaciones de comprobación limitada.
i) El asesoramiento e informe a órganos de la Administración pública.
j) La realización de las intervenciones tributarias de carácter permanente o no permanente.
k) Las demás que se establezcan en otras disposiciones o se le encomienden por las autoridades competentes.

Acudir bien preparados

Así, usted o su gestor deben estar preparados para cubrir dicho alcance aunque no de forma exclusiva, ya que pueden surgir otras cuestiones transversales que requieren de una revisión previa antes de ponerlas en conocimiento de Hacienda.

Por otro lado, una inspección fiscal puede repetirse solo en casos excepcionales establecidos por la ley, de manera que no debe preocuparse una vez que se hayan llevado a cabo las comprobaciones oportunas; al fin y al cabo, este tipo de procedimientos no siempre tienen una intención definida.

Tras cada inspección fiscal, se prepara un informe de inspección tributaria . El informe no se debate, pero el resultado de los hallazgos de la inspección está sujeto a discusión y sus conclusiones se registran en un informe.

El informe incluye los comentarios de los contribuyentes y, dentro de esos comentarios, usted puede formular objeciones . Una inspección tributaria es un proceso continuo durante el cual el inspector fiscal verifica los hechos reclamados, recopila información y evalúa evidencias para después informar al contribuyente de sus conclusiones parciales.

Inspección de Hacienda

Actuaciones inspectoras en su local de negocio

Cuando las actuaciones inspectoras así lo requieran, los funcionarios que desarrollan las funciones de inspección pueden entrar en fincas, locales de negocio y demás establecimientos o lugares en que se desarrollen actividades o explotaciones sometidas a gravamen. Es posible oponerse, tanto el contribuyente como cualquier persona que se encuentre en el lugar puede negarse a la entrada de los representantes de la Inspección, en este caso se precisa la autorización escrita de la autoridad administrativa.

Si se requiere la entrada en el domicilio de una persona física, es necesario su consentimiento, por lo que en caso de oposición, es necesaria una autorización judicial.

Conclusiones Parciales

Dentro de este procedimiento, el inspector tributario se comunica con el contribuyente, informa a este de sus conclusiones y de los resultados provisionales inferidos de los hallazgos de la inspección y los presenta al contribuyente para que formule comentarios . Sobre la base de esas acciones, llega a conclusiones finales e informa al contribuyente de las mismas. Este debe presentar una opinión compleja sobre su evaluación de la situación y el contribuyente tiene el derecho de refutar esta opinión.

Por tanto, usted tiene derecho a presentar una queja formal a lo largo de todo el proceso si piensa que la gestión de su caso no ha sido oportuna, y en caso de que se inicie una actuación sancionatoria, acogerse a un plan de devolución que garantice el futuro de su empresa y el de sus trabajadores.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario