A&C

Préstamo Participativo

Ante las dificultades para conseguir financiación bancaria, en su empresa están negociando la entrada de un inversor, que haría un préstamo participativo a la sociedad. Vea algunas cautelas que deben tomar en esta negociación.

EDC 2012/1009492 de 30/10/2013
Con un préstamo participativo
Ante las dificultades para conseguir financiación bancaria, en su empresa están negociando la entrada de un inversor, que haría un préstamo participativo a la sociedad. Vea algunas cautelas que deben tomar en esta negociación.

SOCIEDADES

Según la marcha de la sociedad

Inversiones. Desde hace tiempo, se plantean la necesidad de una inyección dineraria para nuevos proyectos (sobre todo, exportaciones y renovación de inmovilizado). Apunte. Ante las restricciones de los bancos para conceder financiación, han encontrado un inversor que les ofrece un préstamo participativo a favor de su SL. Vea algunas cuestiones importantes que deben tener en cuenta en esta negociación.

Interés. El préstamo participativo es un préstamo en dinero que un tercero realiza a la sociedad. A cambio, el prestamista obtiene una rentabilidad que debe ir asociada, al menos en parte, a la evolución económica de la empresa (por eso se denomina préstamo participativo). Apunte. De este modo, pueden pactar un interés fijo, que el prestamista percibirá con independencia de la marcha de su sociedad, más un interés variable que irá en función de la evolución del negocio. ¡Atención! Conviene ser previsor al negociar con el prestamista los aspectos ligados con la marcha del negocio. Vea algunas cuestiones a continuación.

Cuestiones a negociar

Cuestión 1. Tipo de interés. Proponga al inversor un interés fijo bajo y, a cambio, eleve el interés variable. Apunte. Lógicamente, el interés fijo “barato” le permitirá reducir el riesgo si su empresa no evoluciona positivamente, mientras que si los nuevos proyectos funcionan bien y obtiene buenos resultados, no le importará compartir más con el inversor (prestamista).

Cuestión 2. Parámetros económicos. Asegúrese de que la fórmula para calcular el interés variable queda definida claramente (así evitarán conflictos futuros), y vincule ese interés variable a parámetros económicos satisfactorios para la empresa. Apunte. Vea algunos ejemplos:

Volumen de negocio. Si pacta que el interés variable se calcule en función del incremento del volumen del negocio, puede ser peligroso (sobre todo si en su sector de actividad el margen es corto o si tiene previsto vender con márgenes muy ajustados para, por ejemplo, abrir un nuevo mercado).

Beneficio. Como criterio general, le interesa más que el interés variable del préstamo participativo quede vinculado a la evolución del beneficio neto anual de su empresa, y no a la cifra de ventas.

Cuestión 3. Capital. Es posible que a usted o al inversor les interese que, pasado un tiempo, ...

Para continuar leyendo esta noticia es necesaria la inserción de su email: